Poder contar con el mejor personal humano y saberlos orientar hacia la consecución de los objetivos globales en común, son retos fundamentales que determinan el éxito de una organización.